OLIVAR VIVIENDA

Por tratarse de una vivienda situada en una finca de más de cien años de antigüedad, se apuesta en el proyecto por poner en valor las técnicas constructivas de la época.

El muro-telar de cascotes confiere personalidad y aporta calidez. Además se convierte en el núcleo de la casa, que separa pero a la vez liga visualmente los dos espacios principales entre si.